Espectáculos en la Nueva Normalidad

Desde que empezó la nueva normalidad hemos realizado 32 espectáculos familiares y la experiencia está siendo muy positiva en todos los sentidos.

Los escenarios han sido de lo más variados: teatros, patios de colegio, plazas de pueblo e incluso en plazas de toros. También hemos llevado a cabo una actuación La Petite Caravane para un solo grupo familiar.

Las medidas tomadas en estos espectáculos han sido diferentes: unos tenían establecido el acceso libre, en otros había que reservar la entrada, y, por último, están aquellos en los que se establecía un control tanto en la llegada como en la salida. La mayoría disponían de sillas colocadas con la distancia de seguridad correspondiente.

Si bien cada organizador hace las cosas de manera diferente, estamos notando el gran esfuerzo por adaptarse a la nueva situación, sin perder la calidad del espectáculo.

Los aforos son pequeños, así que la seguridad está garantizada en todo momento, y de lo único que se puede contagiar el público es de felicidad.

Uno de los inconvenientes que advertimos en nuestra experiencia hasta ahora es que, al estar las sillas tan separadas, los espectadores están más lejos del escenario, perdiendo energía y siendo más difícil conectar con la gente.

A esto hay que añadir que con la mascarilla, no se puede ver la reacción del público. Sin duda un sentimiento extraño que te contamos en el post anterior.

Una buena solución podría ser colocar al artista en una pequeña tarima, para que el público situado en los asientos más alejados no pierda la esencia del espectáculo y, al mismo tiempo, el artista pueda sentir más de cerca a los espectadores.

Por otro lado sería interesante advertir al público, antes de comenzar el espectáculo, de la necesidad de permanecer sentados. Bien es cierto que es algo complicado para los niños, al estar separados de su familia.

En general la respuesta del público está siendo buena, cosa que agradecemos. La gente acude con ganas de pasarlo bien, de entretenerse y distraerse. Buscan la tranquilidad, el sosiego.

Nuevamente se está demostrado que la cultura es necesaria y más en estos momentos de incertidumbre y miedo que estamos viviendo. Transmite optimismo, serenidad y esperanza.

El Arte conecta con nuestra mejor esencia.

Apoyemos a los creadores, artistas y programadores.

¿Y tu que opinas? ¿Nos puedes contar tu experiencia?

Artículos relacionados

La Cultura en Otoño 2020

Una vez terminado un verano raro y atípico en todos los sentidos, a los que formamos parte del mundo del…

Leer más

Las Medidas que sí funcionan en el teatro

¿Que artista no se ha sentido alguna vez como “canguro” en un espectáculo de calle para niños, escuchando de fondo…

Leer más

El poder de la sonrisa

Es la hora del espectáculo, momento de actuar. Sales al escenario y diriges tu mirada al público. Ya nada es…

Leer más

Únete a la conversación

Buscar
Size
Price

Comparar listados

Comparar
Abrir chat